martes, 5 de abril de 2011

Sueños de Tramadol


Perra, un Impala verde, luego la perra se transforma en una hija que no es la mía, sino un bebé.

Una navidad festejada en un triste y pedorro restaurant tipo "La Farola" con compañeros de trabajo y familia, junto a esta hija (ex perra) que no es la mía...

Calles de almagro de noche en el Impala verde. Y mi "hija" que me la olvido una y otra vez...

Si hay algo que voy a extrañar de esta etapa es el Tramadol....

YA VAMOS SALIENDO...

3 comentarios:

Mary Poppins dijo...

que bien que vayas saliendo en tu Impala verde y con una hija/perra y con Tramadol o sin él

Beso

La condesa sangrienta dijo...

El Impala mecánico corre y el impala animal salta, un trabajo aeróbico por donde lo mires ;0)

Tramadol, Tramadol,
y los sueños, sueños son.

beso enorme

Mari poppins dijo...

Estoy trabajando, e voce?