jueves, 11 de febrero de 2010

Tuve una fortísima sensación Anibal....

El primer estruendo, brutal, incomprensible, estalló en su mente despertándolo. Aturdido sin entender. Al segundo, otro estallido le hizo empezar a comprender mientras corría a la puerta, desesperado ya por el tercero.

Su mujer dormida en el otro cuarto gritaba algo ininteligible, mientras el pensaba en sus hijos. Jura hoy que tuvo tiempo de ver la cara pícara del varón y la dulzura de su chinita. El cuarto golpe quedará en su mente por siempre. Y con él, la imagen de los cuatro tipos, encapuchados, recortados contra el campo en el vano de la puerta. Sombras asombrosas contra el crepúsculo de ese 12 de diciembre que no olvidará.

El resto es un torbellino menos nítido.El dominado en el piso recibiendo un par de golpes. Sus hijos llorando. Su mujer tratando de calmar a los perros ante la amenza de muerte.

Los tipos revoleando todo. Las cosas y la vida ajena. Y burlándose y amenazando. Y gracias a quien sabe que San La Muerte, apiadandose por fin de los chicos. Ofreciendoles galletitas en un festival perverso.

Y una hora y media que será tan larga como el resto de su vida. El odio y la humillación cuando se fueron. La irracionalidad en el odio de su estrenada calidad de víctima.

Y sus niños llorando cada noche.

Y evaluando deshacerse de la casa que tanto quiso. Del tipo de vida que tanto buscó.

Y desde ese entonces con un arma en la cintura, hasta para soltar los animales, o para hacer un asado.

Y este odio que no se va.

7 comentarios:

Roedor dijo...

Todo es gravísimo. Pero el odio que no se va lo es más.

La condesa sangrienta dijo...

Nos dejan con lo peor porque se llevan lo mejor, aquello que difícilmente se recupera.
Hijos de puta.
Beso, Brasil

Anónimo dijo...

La fortísima sensación que yo me llevo de tu conmovedor relato es esta:
"Su mujer dormida en el otro cuarto..."
Debería pedir perdón.
No puedo hacerlo.

El Mellizo dijo...

sí, como diría un amigo: "esto forma parte del costo argentino".
una gran cagada.

brasil dijo...

A todos:

Lo grave de esto es que chupa un huevo a todo el mundo. A nivel gente comun, se divide entre fachos que quieren sangre y fuego, y progres débiles que no comprenden que además de políticas de inclusión, trabajo y educacion, se requiere en el presente reprimir el delito.

Hay palabras que tienen carga, y represión es una de ellas. Les diría que averigüen que hizo la revolución cubana con los gangsters que les dejó Batista, mientras se recomponía la educación y la pobreza

Si se tratara solo de inclusión y trabajo hoy habría menos delitos que en los 90, pero esto no es así. Tambien se trata de marginaliad, de educación, de expectativas sobrevaloradas, y de décadas de delincuentes en el poder que habilitan cualquier cosa. Los tipos que me afanaron saltaban como chicos con cosas como un mp4 o una cámara digital. El que me tenía encañonado tenía puestas zapatillas marca Gola. A esos tipos ya no les alcanza con un sueldo. Los han cagado durante años, y ahora son inmanejables.

Por supuesto en mi zona han afanado al 80% de mis vecinos. El oficial a cargo del subdestacamento que corresponde, me dijo textualmente "el problema es que Uds. los civiles, esperan todo del Estado", y Anibal está convencido que si no existieran los medios no existiría el delito. Estamos fregados.

Al anónimo: sos un pelotudo/a. La referencia es para mi. Si yo hubiera estado durmiendo donde debía, hubiera estado a medio metro de una escopeta 12/76 a repetición con posta de 5mm. Hubiera partido la puerta al medio, y no se hubieran podido meter.

Da la casualidad que quien ofende siempre tiene las letras en negritas. Me imagino que en realidad debes tener azul, pero tenés miedo que te caguen en tu casa. De onda te digo...

que asco dijo...

Una persona que se caga en tu relato, real, no solo es azul, sino que además es una hija de puta.
Son los mismos/as que vos decis que despues van a postear sobre Ikebana. Hay "progres" que meten más miedo que el peor de los fachos.

Mary Poppins dijo...

que te digo... cuesta imaginar tanta violencia y miedo.
El estado debe procurar la educacion, la salud y la seguridad. Pagamos para esto!

El tema del odio, no se... los chicos ayudaran a borrarlo
Pense la responsabilidad que siente el hombre de proteger a los suyos y como en ese momento tan desesperante registra la cara de su varon y la dulzura de su hija.

Adonde va dirigido el odio ? a anibal, a los chorros, al sistema, a la impotencia , adonde?

Lo siento brasil