miércoles, 20 de agosto de 2008

Amelia


Su madre y su hermano le decían "negrita". Ningún otro ser humano hubiera salido indemne de nominarla así.


Su documento decía María Amelia. Sus amigos le decían Amelia.


Era brava y fría, pero tenaz, inteligente, avasalladora. Nutricia y guardiana. Pasados los 80 y mirándola quienes la conocíamos desde siempre, comprendíamos cabalmente el significado de "león hervíboro". Los nietos y bisnietos la habían dulcificado y transformado en una tierna anciana.


El cura se equivocó una y otra vez llamandola "María".


Yo la llamaba mamá.




11 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Uy Brasil, qué decirle, un abrazo fuerte

elastichica dijo...

Esto es precioso Brasil.
No hay palabras.

cerriwden dijo...

Mi madre murió hace poco; es un dolor inmenso.
Te mando un abrazo.

Roedor dijo...

Tarde, pero abrazo al fin. Y yo diciendo boludeces en otro lado...

Mary Poppins dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Mellizo dijo...

brasil, lo mismo de emma.
abrazo.

brasil dijo...

Mil gracias a todos

La condesa sangrienta dijo...

Abrazo tardío pero sentido.

Caia dijo...

me deja sin palabras.. Un beso, y Amelia siempre estará.. le decían "negrita" como a mí.. y por la descripción coincidimos en varias cosas.. Me parece que mañana me pego una vueltita por lo de mi vieja. Vuelvo a decir.. lindo post.. sentido.

mary pops dijo...

cuentame de Amelia en un post.

Cosima dijo...

Hola.

Hace mucho que no vengo por aquí salvo para escribir dos líneas desesperadas. Ayer vi las tuyas. Y me costó creer y entender lo que decías. ¿Cómo? ¿Así? ¿de la nada? Qué duro. Lo siento muchísimo, te acompaño sabiendo mas o menos cómo se siente. Lamento no haberte mandado un abrazo antes. Va ahora, con un cariño muy grande.