jueves, 28 de agosto de 2008

Un lujo

Apaleado por la discusión marital, el tipo se desploma en una silla en la cocina. Cansado de tomar carrera para volver a empezar y llevarse todas las vallas puestas. Resuella bronca y resentimiento. La copa de aceptable Finca el Portillo, y su perro preferido a sus pies le van devolviendo , sino tranquilidad, al menos una suerte de rutina...


Toma el remoto. Enciende y pasea, y de repente sonríe. Cree haberla visto en el SHA. Hay cosas que valen la pena, a pesar de todo

7 comentarios:

Mary Poppins dijo...

Uyyyy pobre perro

Anónimo dijo...

..no le parece a Ud. que la paz es lo mas parecido a la felicidad...
y si viene con un tinto y Fellini,mucho mejor...! Slds. F.

La condesa sangrienta dijo...

Para poner en blanco y negro las peleas maritales, no hay nada como un Fellini.

EmmaPeel dijo...

Diga que le tocó Fellini y no "La Guerra de los Roses"

elastichica dijo...

¿Esa es Giulietta M? Me encantan sus ojos. ¿Cual viste?
Yo adivino La strada o Noches de Cabiria. 8 y medio podria ser pero me tiro hacia las primeras. Espero no haya sido los espiritus de Julieta que es terrible para el matrimonio...

No sé si Fellini sirve para alivianar situaciones maritales, pero que es un lujo, seguro.

brasil dijo...

Mary
Si, al perro le gusta más el cine latinoamericano, onda Babenco, pero me aprecia y se queda conmigo a ver cualquier cosa salvo K9, ya que es un perro antimperialista

Demases: se trata de Le notti di Cabiria

Mary Poppins dijo...

Al menos le queda perro, el mio se fue pero gustaba del cine de Wayne Wang y tambien me apreciaba.