lunes, 26 de noviembre de 2007

Los sllagni


Algunos post sobre mi vida campestre, o fotos de mi casa, despiertan comentarios elogiosos tipo "¿esa es tu casa?" "¡lo que daría por dejar todo e irme!". Pues bien: cuidado, lo que desees se te concederá, y no todo es tan facil como parece



Ahi va algo que escribi en septiembre en plena época de lluvia, en un año que llovió algo así como 3 millones de mm.




Llueve intensamente. La pequeña casa en la pradera en las afueras de Wallnut Grove se destaca como una sombra acogedora contra la cortina de agua.

Adentro las encantadoras Mary y Laura estudian sobre la mesa rústica de madera. Mientras Caroline prepara la cena , la pequeña bebe duerme en su cuna. El fuego crepita en el hogar y el adorable border collie de la familia dormita placentero.

Se abre la puerta , el vendaval se cuela brevemente mientras Charles chorreando agua entra en la cabaña. Caroline solícita se apresura a quitar el abrigo a su esposo, quien sonriente se quita el sombrero inundado con un gesto elegantemente varonil. Charles avanza hacia Laura y posa su mano ruda sobre su cabeza a modo de afectuoso saludo, mientras Caroline le alcanza una taza de café humeante.

La familia está a salvo
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Te levantás 5 y 45 como siempre. Llueve lluvia sobre lluvia desde hace días. Puteas.

Le abris a los perros para que salgan a mear, sabiendo que a los 10 minutos volveran y llenaran todo de barro. Te haces un mate a las apuradas, calentás el agua y te calentas vos mientras escuchas el noticiero.

Le abris a los perros que vuelven. Como estaba previsto chorrean agua. Te encogés de hombros.

El mate hace su efecto y vas al baño. Terminás, descargás el tanque del inodoro y descubris que el exceso de agua de lluvia hizo que se llenara el pozo séptico. Soltas el boton justo antes que la taza desborde su carga de mierda.

Está amaneciendo. Te ponés lo que encontrás y vas hacia el galpón a buscar la bomba, alargues, mangueras y demás efectos a fin de vaciar el pozo. Preparás todo bajo una lluviaa que amenaza electrocutarte. Lo ponés en funcionamiento. Anda. ¡Bien!....

Volvés hacia el galpón. Por supuesto tu casero y su esposa duermen profundamente. Decidís que es hora de soltar patos y gallinas aprovechando que tenés las botas de goma puestas.

Entras a la patera y realizás el trámite sin novedad. Cuando querés repetir en el gallinero patinás sobre la capa de 10 cm de barro lechoso mezclado con guano de pollo, resbalás y caés de culo sobre el chicle pestilente...

Te levantás como podés, puteando, y volves a la casa. El gato te saluda plañideramente y te dan ganas de clavarlo en el ángulo de un arco imaginario de un shot en el orto. Los perros joden con el gato y estás a punto de caerte de nuevo.

Por fin entrás a la casa y te das cuenta que te queda poco tiempo para salir al trabajo. Entrás al baño. El motor está haciendo su efecto y podes descargar el inodoro. Te afeitás. Abris la ducha y te metés adentro.

Justo en el momento que tiene que ser, con todo el shampoo en la cabeza se corta el agua (por supuesto afuera hay mucha, mucha, mucha agua). Vas a la cocina y prendés la bomba que llena el tanque del molino. Volves y terminas de bañarte.

Te cambias, hacés otro mate y vas a despertar a tu Caroline. Se levanta con su peor cara de orto, con los ojos azules acerados por la luz de la ventana: ¡que día de mierrrrda! , dice

Los chicos duermen. Hoy no hay clases. Le recordas a ella que apague el motor a las tres horas más o menos para que no se queme la bomba y salis rumbo al auto. Ya afuera de tu casa te das cuenta que el motor del agua del molino nunca fue apagado y el tanque chorrea más agua que la lluvia. Volvés a la cocina y lo apagás....

Escuchás a tus espaldas ¿¿¿otra vez te olvidaste de apagar el motor???

Vas hacia la galería del galpón. Los caseros siguen durmiendo

Arrancás el auto y salis.- peludeas de lo lindo adentro del chocolate que es tu propio terreno. Te cagás mojando abriendo y cerrando la tranquera. Subis a la banquina y encarás la ruta.

Pensás ¡Charles Ingalls y la putamadrequeteremilparió a vos y a todo el marketing rural!

Sigue lloviendo....

19 comentarios:

Marina dijo...

tan linda la familia Ingalls.

saludos Brasill

Mary Poppins dijo...

para que no digamos que no hablas de las flores....
Mary

EmmaPeel dijo...

dejemé con el olor a chivo de la línea B, el caño de escape del 93 que me resta 5 años de vida en cada frenada, el olor a cloaca de orkos del riachuelo

Ahhhhh adoro la ciudaT
pero lo voy a ir a visitar sólo por el gaucho aparecido jijiji

besos

Cosima dijo...

Jajaja!! Y bueno, nadie es perfecto. Al final la vida es como te la tomas. Aunque te lo concedo; el frío y la lluvia en invierno y los zoretes y el barro ... no son tan bucólico-marketineros.

Ahora toca cuando escribís que salís a la mañanita temprano y cantan los pajaritos y el sol pega en los campos sembrados y te morís de gozo.

morgana dijo...

Me encantó cómo lo contó, divino realmente. Estuve entre cagarme de la risa y sufrir levemente por su lluvia interminable.
Pero imagine la misma lluvia, un corte de luz en corrientes y callao, estar en un edificio y la luz no deja subir ni bajar ni hay agua, los coches nos pasan por arriba, la gente nos pasa por arriba...
La ciudad es hostil, muy hostil.
El campo también pero me parece que en el campo hasta la hostilidad es más sincera, parece que todo lo que uno adora de ahí viene con avisos de que "puede fallar".
El que avisa no es traidor y ahí radica la diferencia. La vida campestre no traiciona.
Digo, para mí.
Besos.

Anónimo dijo...

Debería estar muy agradecido de su suerte por tener una bomba tan útil para vaciar sus fosas sépticas. Muchos han muerto con sus efusiones de gas. Y bien, llovía mucho, ¿y qué? ¿Le gustan más los desiertos, quizás? Y la caida culera que tuvo ¿no fue acaso por hacerlo todo de tan mala gana y cargado de tan poca positividad? Y los caseros dormía, ¿y qué prefería, que le amonestaran o amenazaran con una subida de alguiler porque usted los despertara? ¿Y se metió con ropa mojada en el coche? ¿Por qué no se cambió antes, hombre, y se acomañó de un buen paraguas, es usted masoca o qué?
¿Y para cuándo ese relato fantasmal aun más extraño que vivió no hace tanto y del que habló en el blog de Dolmancé? Ya se lo volveré a recordar si hace falta.
En fin, por hoy le dejaré.

Lonely Flipidor

http://unhogarenlosabismos.blogia.com

El Mellizo dijo...

esas veces, muy pocas y muy raras y cada vez menos frecuentes, que me enternece el bucólico pasaje campestre tomo el consejo de emmapeel, piso el asfalto, aspiro aire contaminado y me voy al cine o a un bar a charlar con cualquiera, y chau Ingalls!!!!
La ciudad es el invento más importante de la modernidad (GM, dixit)

brasil dijo...

Marina, que se yo. A veces Charles enfermaba de tan bueno que era. Y Caroline ni hablar, parecia casi, casi pelotuda

Mary: No sabe el olor a flores que había

Emma: Una vez con un amigo nos llevamos a un paulista a una estancia en Balcarce por cuatro días. El tipo decía que tenía síndrome de abstinencia por la falta de escapes y smog...

Por el tema del asado, estoy viendo de matar a Caroline y enterrarla bajo la cama. La ariana es poco comprensiva. Yo le aviso

Cosima / Morgana: si. SI. el escrito es de un día de furia, pero a la inversa. Pero en realidad es impagable el lugar donde vivo, y no me quejo. Fue un berrinche.

Ayer estuve en el microcentro. Tarde una hora en llegar. Otra hora en conseguir lugar en un estacionamiento (al final lo hice a un km de donde tenía que ir). Y me desacostumbré: No podía creer qe la forma de pasar Florida transversalmente fuera pegando pechazos y codazos. Realmente me desacostumbre a pasar a un mm de alguien y que la vista esté perdida en la nada. NO cambio. NO VUELVO. Salvo de visita y de vez en cuando

Flipidor:

Creo que tenemos un problema idiomático. Caseros en este pais: dícese de una pareja a la que le proveo casa, comida, luz, gas, telefono y un salario, a cambio que atiendan ELLOS los animales y no yo.

Otra: no se si en España "tranquera" significa algo, pero lo desafío a que abra un candado con una cadena y luego la tranquera en sí con un paraguas en la mano... Si lo logra me explica

Mellizo: Un poco aplica mi respuesta a Emma (no la parte de Caroline).

elastichica dijo...

Y encima de todo, nunca falta una Nelly Olson...

dolmancé dijo...

¿Quién es el verdadero autor de la frase "cuidado, lo que desees se te concederá"? No lo recuerdo, pero creo que era un flor de hijo de puta, por lo tanto la frase encierra alguna verdad.

En fin, es obvio que todo es un berrinche. Porque las trampas urbanas son más piores, es sabido. Además, la ciudad te embrutece, te vuelve dependiente. Al punto de que uno desearía haber tomado una decisión tan temeraria y humilde (es decir, dignísima) como irse a vivir al campo, pero se siente un completo inútil incapaz de cambiar el cuerito de la canilla.

Yo nunca ví a los Sllagni (qué obsesión extraña con los palindromas unidireccionales, hombre). ¿Me perdí de algo? ¿Ahí enseñaban a lidiar con motores y alimentar gallinas?. Me temo que no.

Ojalá hubiera más brasiles en este mundo.

brasil dijo...

elastichica: la esposa de mi único vecino es una flor de Nelly Olson

Dolmance: La frase me huele a bíblica. Y la tengo fijada en mi mente, porque en general lo que desee en mi vida lo tuve, pero siempre con algún toque de corrimiento bizarro. ¿recuerda el cuento de la pata de mono?

Con respecto a lo otro, le comento que no sabía yo hace unos años cambiar un cuerito, ahora la verdad que hago casi cualquier cosa. Le aseguro que es más facil que Ud cambie un cuerito, que el plomero comprenda un texto de Derridá (por decir algo). Quien puede lo más, puede lo menos

Lonely Flipidor dijo...

Vaya, así que me confiesa sin ningún rubor lo calzonazos que se muestra con sus caseros o empleados ... Créame que su sinceridad y candidez patronal me conmueven.
¿Y por qué no limpia un poco a los perros antes de entrarlos en casa? ¿Y todo ese lío que se trae con tranqueras y paraguas? Es que perdone, don Brasil, pero es que no acabo de verle yo a usted muy apañado para lo suyo, pero bueno, tampoco me paga nadie por minarle la moral, así que lo voy a dejar. Más que nada también porque cuántas más respuestas me da menos me convence.

A usted también le invito a que vea el lío que se montó cuando alguien preguntó ¿los gorilas son personas? en "Mira que te lo tengo dicho" (tal cual en Google) del día 28.
El comentario que desencadenó la polémica también lo recogí en mis abismos:

http://unhogarenlosabismos.blogia.com

Espero que usted y sus lectores se lo pasen bien.

brasil dijo...

Don Flipidor

Mi relacion con los empleados está teñido de ciertas veleidades zurdoides que no puedo evitar y que desequilibran notablemente la relación patron-trabajador en detrimento del primero...

¡Pero que estoy haciendo! ¡¡dándole explicaciones a un godo imperialista!! ¡¡Si ya los echamos hace 200 años de estas tierras!! ¡¡Muerte a Fernando VII!!

Cosima dijo...

El problema de la humanidad son las peronas que tienen demasiadas opiniones. Es difícil encontrar la medida justa. Jaja!

Cosima dijo...

hube de decir "personas".

brasil dijo...

Mire Ud Cosima. Cuando dijo "perona" yo pensé en Cristina

Cosima dijo...

Esa perona en particular tiene muchas opiniones, también. Es un híbrido entre Perona y Huga (Chávez).

Perso dijo...

Aún así me sigue pareciendo más lindo el campo; tal vez porque nunca viví ahí.
Las lluvias en lugares así inspiran a la lectura.
Si en Buenos Aires llueve y no podemos salir de nuestras casas no nos perdemos, en el lugar de tu infancia tal ve sí...

Valentina dijo...

Juaaa! Oiga, no sabe ustéT cómo lo entiendo ! Salvando las distancias, solía escuchar el mismo comentario de los turistas que visitan BRC por primera vez. A todos les contesto : Bariloche es un paraíso 3 días al año. Para bancarse los otros 362,5 hay que ser guapo de cuero curtido!

Seguiré leyendo el blog para atrás, adelante y transversal, de acuerdo a las leyes del azar. Permiso, eh.